Conserva y Confitura de tomate


   Cursos ¨ Tallers ¨  Receptari

visita virtual a l'escola de cuina (video)  ¨ Tel. 93 727 37 16 - 665 966 039 

       CONTACTA

Conserva de tomate.

Lavar los tomates, quitarles la piel y las semillas y finalmente triturarlos con la túrmix.

Observaciones
El quitarles la piel y las semillas es optativo y se hace para que tenga una textura más agradable, pero si no se hace no pasa nada.

Para que sea más fácil quitar la piel de los tomates se pueden escaldar en agua caliente durante 3 minutos.


Volovent de morcilla con pera
y confitura de tomate
Preparación de la conserva.
Previamente esterilizaremos los botes, a tal fin, los introducimos en una olla con agua al punto de ebullición durante cinco minutos, junto con sus tapas.
También se pueden introducir en el horno precalentado a 120 grados durante cinco minutos en lugar de hervirlos.

Seguidamente introducimos el tomate triturado en los botes esterilizados hasta un centímetro del borde, le añadimos un poquito de aceite y cerramos. Puede ponerse encima una hoja de albahaca fresca o unas flores de tomillo u orégano.

Acto seguido se introducen los botes debidamente tapados en un recipiente con agua al punto de ebullición, esto es a 90 grados durante cincuenta minutos.

Los botes se deben guardar en un lugar oscuro y no muy caluroso, no hace falta que estén en la nevera.



Confitura de tomate.
Vamos a utilizar un kilo de tomates y medio kilo de azúcar.
En primer lugar mezclamos medio kilo de tomates pelados y sin semillas con medio kilo de azúcar y lo dejamos que macere durante un mínimo de una hora -puede estar hasta un día pero en la nevera para evitar que fermente-

Transcurrido el tiempo de maceración lo introducimos en un recipiente y lo llevamos al punto de la ebullición y dejamos cocer muy suave durante 20 minutos.  Luego  añadimos el resto de tomates (el otro medio kilo, también pelados y si semillas).
Lo dejamos en el fuego durante 20 minutos, contados desde que arranca la segunda ebullición.



Notas:

Siempre hay que añadir el zumo de un limón y sus huesos que cuecen dentro de un filtro melita. Todas las semillas o bayas que pongáis –como las que indico a continuación- se ponen dentro del mismo filtro. De esa manera es sencillo retirarlas después. Sobre todo porque en la mayoría de casos hay que pasar la batidora y los huesos, bayas y semillas no deben batirse porque al romperse dan mal sabor.

Cuándo echo el otro medio kilo de tomates, pelados y sin semillas,  añado el aderezo que puede ser:

3 Clavos, una cucharadita de las de café de jengibre en polvo –en este caso al envasarlos, añado a cada tarro un chorrito de buen brandy-

Otra opción: 7 bayas de enebro, 3 de cardamomo, una manzana rallada y sus semillas –en el filtro, con las de limón, enebro y cardamomo-. En este caso al tapar los botes añado un chorrito de buena ginebra.

Ya tapados los botes se introducen los botes debidamente tapados en un recipiente con agua al punto de ebullición, esto es a 90 grados durante cincuenta minutos.



C. Borrell, Nº 9. Sabadell. Barcelona
Tel. 93 727 37 16 / 665 966 039








No hay comentarios: