Vichysoise y sus derivados

   Cursos ¨ Tallers ¨  Receptari

visita virtual a l'escola de cuina (video)  ¨ Tel. 93 727 37 16 - 665 966 039 

       CONTACTA



La sopa es una manera de consumir vegetales cocinados. Debemos tener en cuenta que las vitaminas que contienen todos los vegetales son necesarias para poder digerir las proteínas tanto animales como vegetales.


Por eso es conveniente tomar una sopa al día, ya sea por la mañana, al medio día o por la noche. En realidad no hay ninguna contraindicación para que se consuma en cada comida, pero se debe alternar con vegetales crudos –ensaladas- para conseguir una correcta proporción entre vitaminas y proteínas – siete veces mas frutas y verduras que proteínas-


Durante el período calido del año, desde mediados de primavera hasta el inicio del otoño, las sopas pueden ser tibias, pero es ya una costumbre consumir las sopas y cremas frías. Entre ellas, los gazpachos y las vichysoises, son las más aceptadas y comunes en nuestros menús estivales.

Esta receta que os refiero aquí, es una de las maneras más clásicas de vichysoise, aunque al pie veréis algunas variaciones muy interesantes que evitan caer en la repetición semanal


La Receta

Toma un manojo de puerros y una cebolla mediana y córtalos muy menudos.

En una cazuela añade suficiente aceite de oliva para cubrir el fondo y comienza a rehogar los puerros con la cebolla.

Añade dos dientes de ajo picados y continúa la cocción a fuego moderado durante 15 minutos.

Pela medio kilo de patatas y desgájalas en pequeños trozos. Añádelos a la cazuela. Deja que sofrían unos minutos.

Vierte medio litro de caldo de vegetal o de ave y mientras esperas la ebullición haz una atillos con 5 hojas de salvia fresca, dos hojas de laurel, una ramita de romero y otra de tomillo.

Pon el atillo en la sopa y añade medio litro más de caldo.

Pica en un mortero pequeño 7 semillas de hinojo y 10 de pimienta y vuélcalo en la cazuela.




Deja que hierva suavemente hasta que las patatas empiecen a deshacerse. Solo resta dejar atemperar para triturarlo todo y pasarlo por el colador chino.

Añade el caldo frío que consideres oportuno hasta obtener la densidad y textura que te guste, desde totalmente espeso, pasando por cremoso a simplemente ligero. Pon al punto de sal y enfríalo en la nevera.

Al servirlo puede añadirse, ya en el plato crema de leche semi-montada al gusto.

Se puede aderezar con pimienta recién molida y un hilo de aceite de oliva

Esta receta se puede hacer de muchas otras maneras. Os doy algunas ideas:

  • Prueba a substituir los puerros por calabaza
  • Una combinación muy sabrosa es substituir los puerros por espárragos y alcachofas
  • Una vez acabada la sopa, si es para una presentación festiva, se pueden añadir sobre la sopa fría ya en el plato, unos berberechos recién abiertos al vapor o una gambitas peladas al ajillo.
  • Otra posibilidad es sustituir los puerros por champiñones o calabacín, de esa mannera se obtienen la crema de champiñosnes o de calabacín.
  • Por último también podéis usar el queso que os guste como guarnición ya en el plato.
Txus Zubéldia, Cocinero © 2011


C. Borrell, Nº 9. Sabadell. Barcelona
Tel. 93 727 37 16 / 665 966 039

No hay comentarios: